top of page

COMPRENDÍ (Principios para vivir en Dios y en el Espíritu Santo).


COMPRENDÍ


A lo largo de mi vida he comprendido algunos principios para vivir en Dios y en el Espíritu Santo.

Comparto con ustedes los siguientes:


1. Comprendí que Dios es fiel aunque yo no.

Cuando Dios te llama y te elige para un propósito por más que rehuyas de él nunca te escaparás de su vista ni de su mano. Él es fiel aunque ni yo ni tu lo seamos, él permanece 100% fiel.


2. Las promesas de Dios son irrevocables. Cuando Dios promete algo, él lo cumple. Él no es hombre para mentir ni hijo de hombre para arrepentirse. No olvides eso, Dios nunca miente.


3. Dios sabe tratar el pecado que hay en tí. Deja que Dios trate contigo, si eres un desastre él sabrá qué hacer con ese desastre tuyo, solo debes dejarlo obrar. Él sabe qué hacer.


4. Si estás con Dios, tus enemigos son los enemigos de Él. Dios es leal a quien le es leal. Se leal y verás manifestada la lealtad de Dios en todas tus circunstancias. Descansa tranquilo, porque tus enemigos no tienen idea de que Dios pelea por tí. A veces es bueno agacharse para que la mano de Dios les de un derechazo a nuestros enemigos. Asi que todo en la paz de Dios, pues Dios pelea por tí.


5. Si Dios está contigo todo lo puedes y todo lo podrás. Asi es, absoluramente todo lo puedes. No hay imposibles para Dios y si es asi, no hay imposibles para los hijos de Dios, para aquellos que fueron llamados según su propósito y voluntad.


6. La gente nunca te entenderá, Dios sí. Dios te entiende, pues él te hizo, él te creó, él te moldeó. Tal vez eres diferente, pues Dios te quiere así, para cumplir su voluntad en esta tierra, solo déjate guiar por la mano de Dios y verás cosas hermosas, grandes y desconocidas para los hombres.


7. La voluntad de Dios no se entiende con la mente, se debe amar con el corazón.

Entender la voluntad de Dios es algo que no lograremos a cabalidad, pero para caminar según su plan y no poner obstáculos es necesaria una fe inquebrantable, una esperanza cierta y una caridad perfecta. No busques entender, busca amar su voluntad y ya. No te estreses por eso.


8. Las bendiciones de Dios no añaden tristezas, pero a veces conllevan sufrimientos. Dios, a veces, para llevarnos a un nuevo nivel de bendición nos hace pasar por el valle de lágrimas, pero tranquilo, el valle no es la meta, es solo un proceso para que cuando lo pases vivas a plenitud las bendiciones que él te da.


9. La paz es un indicador de que estás caminando en la voluntad de Dios. Si estás en un lugar, y no tienes paz ahí, vete huyendo, pues Dios no te quiere ahí; si estás haciendo algo y eso no te da paz, pues deja de hacerlo, Dios no quiere que lo hagas; y si estás con una o varias personas y no tienes paz con ellos, pues vete y aléjate, en definitiva, Dios no te quiere, en ese momento, con ellos. Dios es un Dios de paz, y la paz será el indicador de que caminas en el Espíritu de Dios.


10. No te confundas sobre quién es el verdadero enemigo. Los verdaderos enemigos no son las personas sino los espíritus malignos que las controlan, asi que la mejor manera de guerrear es orar por esas personas aunque te hagan daño. Dios bendice a aquel que ora por sus contrarios y echa fuera a todo enemigo que los use para sus malévolos planes. Pide discernimiento y verás cómo Dios te revela la verdad de todo y de todos.


Comprendí estos principios viviendo y caminando con Dios a lo largo de mi proceso. Si te sirven pues úsalos...


Dios te bendice.


Por: Mario Martínez Herrera

Escrito el 8/7/ 2021.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page